Acabo de llegar de Asturias de pasar una deliciosa semana de vacaciones naturales en La Lechuga Colorá. Es la décima vez que voy y he descansado, disfrutado y bailado como si fuera la primera!
La comida deliciosa y muy agradecida de que hayáis atendido tan bien cada día el cuidado de platos alternativos por las numerosas intolerancias que padezco.
Los estiramientos y meditación en grupo de las mañanas con Ana me han ayudado a empezar el día con la mejor de las energías.
El masaje integral de Ana De restableció la armonía que tanto necesitaba mi cuerpo el primer día. Y también el masaje facial que nos enseñó la última tarde.
Las 3 sesiones de biodanza con la incansable María desplegaron nuestra vitalidad, cariño, sensibilidad y creatividad, y encantaron a todo el grupo.
Las danzas del mundo llenas de complicidad fueron muy divertidas!
Me llenaron de vitalidad las excursiones en esta tierra asturiana que adoro y que siempre permiten ratitos especiales con la naturaleza y con algunas personas.
El concierto en directo de despedida sacó nuestra parte bailona y gamberra y duró el doble de lo previsto porque no podíamos parar!
El grupo muy especial. Lleno de personas maravillosas que ya siento mis amigas.
Muchas gracias María, Ana y Ana De.
Reservadme otra semanita en 2019 y en vuestro corazón, que es donde os llevo

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
WhatsApp chat